Menu

4 PASOS PARA AMAR A TU FAMILIA POLÍTICA

Todos quisiéramos tener la mejor relación con nuestros suegros y todos los parientes políticos, entonces ¿por qué es a veces tan difícil?

Sientes que no importa qué tanto sonrías ni cuánto digas que sí, la relación con los papás de tu pareja “nomás no se te da”, no hay click, además tu cuñado es un pesado. Por más que intentas, no puedes dejar de fijarte en los pequeños detalles que no te gustan, y para cuando acuerdas, traes a toda la familia “atravesada”, así que empiezas a tener discusiones con tu esposa(o) porque no quieres ir a visitar a su familia, o peor, le empiezas a decir mentiritas piadosas para no ir (te sientes mal, tienes mucho trabajo, bla bla bla).

Sabes que ni en un mundo de caramelo podrás cambiar a los familiares de tu pareja, entonces te empiezas a preguntar qué harás por el resto de tu vida para soportarlos.

Antes que nada, relajémonos. Todos los que estamos casados, en algún momento, nos hemos sentido desconcertados por cómo nos irá y si encajaremos en la familia del esposo o esposa. Todos hemos encontrado que hay cosas en las que no pensamos igual.

Esas inquietudes son normales, y pueden llegar a hacerte una vida miserable, pero no tiene que ser así.

CÓMO APRENDER A AMAR A TU PARENTELA POLÍTICA

Primer paso, date cuenta de tu por qué. -Estoy dando por hecho que estás felizmente casado(a) y amas a tu esposo(a).- Entonces, tu por qué es él, es ella, la persona con la que te casaste. Tú amas a ese hombre o mujer que escogiste y lo más probable es que darías tu vida por su bienestar. Y eres correspondido(a). Resulta, que además de amarte a ti, tu pareja ama a sus papás y a sus familiares. ¡De ahí viene! Ellos estuvieron muchos antes de que aparecieras tú. Tu pareja es quien es y es como es porque nació y se formó precisamente en esa familia; si hubiera crecido en otro ambiente, sin duda alguna no sería la misma persona de la que te enamoraste, igual que para ti tu familia es lo máximo y no serías quien eres hoy sin ellos. Entonces, trata de ponerte en el lugar de tu pareja. ¿Cómo quisieras que se llevaran tus papás, tus hermanos y tu esposo o tu mujer? Obvio que excelente ¿cierto? Las personas que más amas, en todo el mundo, son tu esposo(a) y tus papás, ¿estamos de acuerdo? Luego, ¿no sería lo más precioso del universo que ellos se llevaran lo mejor posible? ¿Y no sería de lo más doloroso que te podría pasar que tu pareja tuviera problemas con tus papás? Bueno, pues igual como sientes tú, siente tu esposa(o).

Además, no olvidemos que, si aún no llegan, pronto llegarán los hijos. Y serán las siguientes personitas que más adorarás, y que se merecen lo mejor de ti, de tu esposo, y de la familia de ambos. Así que siempre ten presente que tus suegros, antes que suegros son los papás de tu pareja y los abuelos o futuros abuelos de tus hijos- Igual tus cuñados, que serán los mejores tíos, quienes te apoyarán y consentirán a tus niños! 

Segundo paso. A mí me ha funcionado partir de hacer consciencia de mis pensamientos y asegurarme de que estén en el camino correcto. Pregúntate: ¿Qué pensamientos le permito a mi cerebro con relación a la familia de mi esposo? ¿Son positivos o negativos? ¿Fomento con mis ideas (que se volverán actitudes) un entorno de armonía o de discordia? En resumen: el segundo paso para una bonita y armónica relación con la familia política, es tu actitud. Lógicamente la familia de la que proviene tu mujer o tu marido no es igual a la tuya y eso quiere decir que tienen distintas costumbres, creencias, estilos de vida, etcétera… entonces debes escoger: puedes frustrarte por todo lo que no coincida con tu manera de ver la vida, o bien abrirte a nuevas posibilidades que perfectamente pueden enriquecer tu vida, y adaptarte. Ya sabemos que todo aquello en lo que nos enfocamos crece. ¿Qué vas a hacer entonces? ¿Te vas a clavar en las diferencias, o vas ver lo positivo? Depende de ti.

Tercer paso. Tomar acuerdos. Sabemos que en el matrimonio es esencialísimo saber comunicarnos y tomar acuerdos. Y en el tema de las familias de cada uno, es especialmente importante platicar, sin juzgar, sin “sentirse” y siendo lo más objetivos que sea posible, y tomar así acuerdos que a tu pareja y a ti les funcionen.

Ejemplo. Mi esposo y yo tenemos el acuerdo de que, si a mi no me parece alguna actitud de sus papás yo lo platico con él, y él, a solas, con ellos. Y viceversa. Si a él no le gusta algo de mi familia, lo platicaré yo a solas con ellos. ¿Por qué? Para que ni él, ni yo, ni mis suegros ni mis papás se sientan incómodos ni haya fricciones que puedan motivar algún conflicto. Entre padres e hijos nos conocemos, sabemos cómo decirnos las cosas, nos podemos herir y pedirnos perdón, pero si quien la riega es el yerno o la nuera, será mucho más difícil. OJO. Cuando digo “cosas que no nos parezcan” a mi esposo o a mí de la familia del otro, obviamente se trata de situaciones que tengan que ver con nuestro matrimonio, pues si algo de tus suegros no te late, pero en nada te afecta, pues ¿¡para qué te metes!? No es tu lugar.

Por último, el cuarto paso es un sencillo qué hacer y qué no hacer para estar bien con los suegros o familiares políticos, y no sólo estar bien sino lograr la relación maravillosa que todos queremos. Este paso es para todos, y especialmente para quienes ya de plano tienen poca o nula relación con ellos o ya han tenido discusiones o enfrentamientos y aunque quieren mejorar la situación, no saben cómo reconciliarse.

QUÉ NO HACER

Nunca, de los nuncas: le contestes a tus suegros, ni te pongas al “tu por tú” con ellos- ni con tus cuñados, ni tíos ni primos de tu pareja. No intentes poner a tu esposo(a) en contra de su familia porque lo puedes lograr, y si es así habrás matado una gran parte de su esencia- tú mismo estarás dañando a la persona que (se supone) más amas. Tampoco interfieras en que tus hijos convivan con su familia paterna o materna; no tienes ningún derecho a privarlo de sus tíos, sus primos, y sobre todo, sus abuelos. Jamás hables mal de tus suegros ni cuñados y muchos menos con gente nociva o negativa que escuchará tus problemas familiares por chismosa y no por querer ayudar, la única persona con quien puedes hablar (con tacto y sensibilidad) de tus suegros, es tu pareja, y cuida que nunca digas algo negativo de ellos enfrente de tus hijos. <Yo jamás he escuchado a mis papás decir algo malo de mis abuelitos, y es algo que respeto y agradezco muchísimo, todo lo contrario, siempre he escuchado cómo los admiran y los quieren.> Cuando se te quiera salir un comentario negativo acerca de los papás o hermanos de tu pareja, siempre pregúntate ¿cómo te sentirías tú si tu [email protected] hablara mal de tus papás o tus hermanos?

QUÉ HACER

Gánate a tus suegros. ¿Cómo? Ocúpate de tu matrimonio. Los papás sólo quieren ver felices a sus hijos. Claro, unos suegros muy listos también van a querer ganarse al yerno o a la nuera, pero ese no es asunto tuyo. Sé inteligente, prefiere siempre mantener una relación cordial con tu familia política. Repito, es ahora tu fa-mi-lia. La familia es para siempre. Haz todo lo que esté de tu parte.

CASOS EXCEPCIONALES

Si tu suegra o tu suegro sí de plano son súper difíciles, te han ofendido o cosas así, lo mejor en mi opinión sería platicarlo con tu esposo sin juzgar, con tacto y sobre todo con muchísimo amor, explícale que te vas a distanciar un poco y tal vez convivir sólo lo necesario, pero por ningún motivo lo orilles a que también él se aleje o sus hijos se pierdan de lo que sólo los abuelos y los tíos pueden compartir. ¡¿Te imaginas tu vida sin tus abuelitos, tíos y primos?¡

– RESPETO – PRUDENCIA – TOLERANCIA – ASTUCIA – SENTIDO COMÚN – COMPRENSIÓN – EMPATÍA – PACIENCIA – SOLIDARIDAD –

Así que ahí los tienes, 4 pasos para aprender a amar a tu familia política. Ahora ve y practícalos. Por más familias unidas, Siempre Pa´Delante!

– Marcia Benavides


Publicaciones recientes


LO QUE NADIE TE DICE SOBRE LA MATERNIDAD Y LOS 30´S

La sociedad es cruel, y si te desahogas suena a que te la pasas quejándote, y no hay que ser ...
Leer Más

PRÁCTICAS SENCILLAS DE AMOR PROPIO.

¡Holaa amigas las saludo con emoción en esta nueva semana! Hoy quiero platicarles algunos secretitos de cómo me consiento para ...
Leer Más

La perspectiva que cambiará cómo ves todo.

No he encontrado hasta hoy un truco mental más poderoso que éste para vivir una vida optimista, tener una actitud ...
Leer Más

¿QUÉ ES ESO DE LA IGUALDAD DE GÉNERO?

Principalmente por cuestiones de trabajo, me fui metiendo en el tema de la igualdad de género y los derechos humanos ...
Leer Más

1 Comment

  1. Deyanira Gaytan

    Marcia Benavides estaba buscando un consejo para llevarme bien con mi familia política ,ya que es mi deseo aserlo por el bien de mi matrimonio se que para el es importante y para mi es sano y incontre consejos muy cómodos.
    Pero no era lo correcto que es lo que busco
    Mas el tuyo me ha traído paz y un gran reto ,
    Te lo agradesco bendiciones ?

Leave a comment