Menu

PARA TUS [email protected], ERES LA MEJOR.

«-Tú eres la mejor del mundo.» -¿Cómo, mi amor? -«Si mamá, para cuidar hijos.»

Entre el dolor que estaba sintiendo y la emoción de escuchar esas palabras perfectas en el momento preciso, de inmediato dejé salir 2 o 3 lágrimas. Le pregunté, ¿pero por qué me dices eso ahorita?; quería entender cómo él supo entender atenderme de la mejor manera, al momento.

Es domingo, casi diez de las noche. Pero no me quiero ir a dormir sin compartirles esta experiencia que me llegó mucho hoy con mi hijo mayor, Luis Alejandro.

Para entrar en contexto, debo decirles que, probablemente como muchas de ustedes, tengo meses sin dormir muy bien. Justo hace días me dio dolor de cabeza, pero tomé un par de cafiaspirinas y nos fuimos a la natación. Así funcionamos las mamás, ¿cierto?. 

Peroo, hay ocasiones en que el cansancio se junta con otros factores (anoche tuvo un insomnio espantoso, cuando por fin me dormía, José Pedro necesitó cambió de pañal y el consecuente arruyo, y bueno, son esos días del mes…) y nos obliga a hacer un alto. Total, ayer medio dormí y no descansé nada.

Así, esta mañana todo empezó bien pero poco antes de medio día sentí que me mareaba, se me durmió la mano izquierda y la sensación de cosquilleo subía por el brazo hasta el codo, luego sentí que me cosquilleaban los labios y las encías y entonces me empecé a paniquear (varias veces he tenido que correr a que me inyecten porque tengo alergia al piquete de un tipo de hormiga y es parecida la sensación), pero eso se pasó pronto… y me empezó a dar un dolor de cabeza de aquellos, que sabes que no se van a ir ni con 2 cafiaspirinas y coca (también 2 o 3 veces he tenido episodios aislados de migraña, hace años).

Entonces le dije a Luis (mi esposo), mi amor me tengo que acostar, y le pedí cuidara a los niños. Fui con Luisito y le expliqué: «mi rey, me siento un poquito enferma, me duele mucho la cabeza, me voy a dormir un rato, José Pedro ya no tarda también en dormir su siesta, y van a estar con papi ¿ok?

En ese momento ya sentía que no podía estar más parada; quienes padecen o han padecida de dolores fuertes de cabeza saben de lo que hablo. Y fue entonces cuando me dijo eso:

«-Tú eres la mejor del mundo para cuidar hijos.»

Y cuando le pregunté -con la voz quebrada- porqué me lo decía en ese momento, me contestó: «- Porque sí mamá, todo el mundo lo sabe, y aunque estés enferma y dormida vas a ser la mejor del mundo.»

Hoy mi hijo de 4 años me dio un enorme recordatorio de cómo funciona el amor y de la importancia de lo que estoy haciendo todos los días: siendo su mamá y la de su hermano.

E incluso cuando no estoy con ellos físicamente, sigo siendo la mejor para ellos. Y es indiscutiblemente necesario que cuide mi salud, bienestar y mi discanso: si yo no puedo funcionar para mí, menos para ellos.

Y tú eres la mejor mamá que tus hijos/hijas podrían tener, y lo estás haciendo maravilloso… por si necesitabas un recordatorio.

¿Recuerdas uno de estos momentos maravillosos que te han regalado tus niñas/os? ¡Platícamelo en los comentarios!

¡Les mando un abrazo, mamás!.

Marcia


Publicaciones recientes


LO QUE NADIE TE DICE SOBRE LA MATERNIDAD Y LOS 30´S

La sociedad es cruel, y si te desahogas suena a que te la pasas quejándote, y no hay que ser ...
Leer Más

PRÁCTICAS SENCILLAS DE AMOR PROPIO.

¡Holaa amigas las saludo con emoción en esta nueva semana! Hoy quiero platicarles algunos secretitos de cómo me consiento para ...
Leer Más

La perspectiva que cambiará cómo ves todo.

No he encontrado hasta hoy un truco mental más poderoso que éste para vivir una vida optimista, tener una actitud ...
Leer Más

¿QUÉ ES ESO DE LA IGUALDAD DE GÉNERO?

Principalmente por cuestiones de trabajo, me fui metiendo en el tema de la igualdad de género y los derechos humanos ...
Leer Más

Leave a comment